La caché del navegador

¿Estoy viendo mi web con los últimos cambios aplicados?

En las últimas versiones de los navegadores Chrome, Firefox entre otros, vienen  implementado y configurado por defecto una expiración de la cache en un tiempo mayor al de versiones anteriores. El navegador permite cambiar esos valores en su configuración, pero no es aconsejable un valor de expiración muy bajo ya que las peticiones al servidor aumentan y repercute en la velocidad de carga de la web.

Cuando desarrollamos una versión nueva de un proyecto, web o efectuamos modificaciones en las mismas, limpiamos cache a nivel de servidor, pero estas no se reflejan en el cliente si ya había visitado la Url y tiene cache almacenada en su disco duro. Recomendamos siempre que nos piden cambios, antes de visualizar la web limpiar la cache de la misma.

Funcionamiento WWW

El protocolo usado en la WWW es el HTTP (o HTTPS), que está basado en un esquema cliente/servidor. Generalmente el cliente es un navegador web, que conecta al puerto 80 del servidor, realizando una solicitud. Un servidor web es una máquina con el software adecuado para responder a esas solicitudes (Apache, Nginx, IIS…).

 

Al introducir la Url de la web en su navegador (cliente) y este envíauna petición HTTP al servidor web solicitando los recursos necesarios. El servidor recibe la petición del cliente, generando y enviando el fichero HTML correspondiente. Una vez el navegador verifica el fichero (lee el contenido) y solicita al servidor los recursos necesarios para mostrar la web (CSS, Java Script, entre otros lenguajes web). El servidor responde a las peticiones del cliente y envía los ficheros necesarios (JS, CSS, etc.). El navegador crea una representación de la página tal y como se describe en el código HTML, el CSS y otros lenguajes web y por último añade las imágenes y otros recursos para producir y mostrar la página que ve el usuario en su pantalla.


¿Cómo funciona la caché del navegador?

La memoria caché del navegador se encarga de guardar en el disco duro los ficheros descargados en la primera visita a la web, (scripts, hojas de estilos (CSS), imágenes, etc.), necesarios para mostrar la página web en el navegador del usuario. Estos datos se almacenan con la intención de ayudar con el ancho de banda y minimizar las peticiones al servidor, cuando un usuario recurrente visita de nuevo esa url, el navegador verifica los recursos necesarios en la cache y los recuperar directamente desde el disco duro. De esta forma la web necesitará menos tiempo para mostrarse, ya que recupera la última versión almacenada en caché y evita peticiones al servidor.

Product added to compare.